Fundamentación
Arquitectura
Instalaciones y equipos
   





 

 

 








FUNDAMENTACION  
  Confort y Clima







Figura 1 Intercambios de calor del cuerpo humano con el ambiente
 
Gráfico 4 Variación de la temperatura en función de la altitud
 
Tabla 1 Zonas climáticas en función de la altitud
 


El confort térmico es un concepto subjetivo que expresa el bienestar físico y psicológico del individuo cuando las condiciones de temperatura, humedad y movimiento del aire son favorables a la actividad que desarrolla. Con base en la experiencia en el diseño de sistemas de aire acondicionado, se ha determinado que la mayoría de la gente se siente confortable cuando la temperatura oscila entre 21 C y 26 C, y la humedad relativa entre 30% y 70%. Estos valores se aplican cuando las
personas están vestidas con ropa ligera, a la sombra y relativamente inactivas.

El exceso de calor, sea proveniente del ambiente o generado por el propio metabolismo, debe ser eliminado para mantener una temperatura constante en el cuerpo y asegurar el confort térmico. Este intercambio de calor con el entorno se realiza a través de los siguientes mecanismos:

• Por enfriamiento convectivo, cuando el aire está más frío que el cuerpo que rodea.
• Por enfriamiento radiante, cuando el calor es irradiado desde la piel hacia el ambiente.
• Por evaporación y perspiración desde la piel y también por medio de la respiración.
• Por conducción por contacto directo con superficies a menor temperatura quela piel humana.

Recientes investigaciones —promovidas por la American Society of Heating, Refrigeration and Air Conditioning Engineers (ASHRAE)— indican que los usuarios de edificaciones ventiladas naturalmente se sienten confortables en un mayor rango de condiciones de temperatura y humedad, que la gente habituada al aire acondicionado. El confort percibido en edificios ventilados naturalmente se ve afectado por las expectativas climáticas locales y mayores niveles de control personal, debido a que los ocupantes tienen la opción de seleccionar la ropa apropiada, abrir las ventanas o encender los ventiladores, con un consumo mínimo de energía.

En definitiva, las reacciones de confort o incomodidad térmica vienen dadas por las condiciones climáticas, por la producción de calor del metabolismo humano y por la trasferencia de calor con el ambiente. Para una mejor compresión de los requerimientos térmicos de las edificaciones debe estudiarse el balance térmico del cuerpo humano y de las edificaciones, así como las variables ambientales que participan en este proceso.

Las condiciones climáticas están dadas por la ubicación geográfica, y pueden categorizarse en condiciones macroclimáticas y microclimáticas.Las condiciones macroclimáticas se originan por la pertenencia a una latitud y región determinada, y las variables ambientales más importantes son:

• Temperaturas medias, máximas y mínimas.
• Humedad relativa.
• Radiación solar.
• Dirección y velocidad del viento.
• Niveles de nubosidad.
• Pluviometría.

Las condiciones microclimáticas surgen de la existencia de accidentes geográficos locales que pueden modificar las anteriores condiciones de forma significativa. Las más relevantes son:

• Pendiente del terreno.
• Montañas, colinas aledañas que actúan como barrera a la radiación solar o modifican la dirección y velocidad del viento.
• Masas de agua cercanas que reducen las variaciones bruscas de temperatura e incrementan la humedad del ambiente.
• Masas boscosas cercanas.
• Contexto urbano, representado por edificios cercanos, calles, aceras, parques, etc.

La elección del sitio de la edificación constituye una decisión muy importante en el proceso de diseño sustentable, tan importante como el diseño de la edificación en sí misma. Además de seleccionar la ubicación más adecuada, se debe tener en cuenta que siempre es posible actuar sobre el entorno inmediato (añadiendo o quitando vegetación o agua, por ejemplo) para modificar las condiciones microclimáticas.

En general, las condiciones climáticas de Venezuela permiten construir edificaciones térmicamente confortables en forma natural. Sin embargo, en ciertos casos que requieren sistemas mecánicos, una arquitectura adecuada al clima permitiría alcanzar el confort térmico con un uso racional de la energía.Venezuela, localizada entre 1° y 12° latitud norte, en la zona intertropical de bajas presiones ecuatoriales, posee un clima que a grandes rasgos se caracteriza por escasas variaciones entre una estación de lluvia (de mayo a octubre) y otra seca (de noviembre a abril), con una humedad relativa alta a lo largo de todo el año. Las temperaturas medias varían entre 23 C y 29 C, y presentan pocas variaciones entre el día y la noche.

A manera de ejemplo, en las zonas costeras el salto térmico diario está por el orden de 6 C.La amplitud térmica anual (diferencia entre el mes más frío y más cálido) es muy baja, en general menor de 5 C, por lo que el clima del país puede calificarse de isotermo. No obstante, en las zonas montañosas se presentan fuertes gradientes de temperatura. Por ejemplo, en El Vigía (a 130 msnm) y Mucubají (a 3650 msnm) las temperaturas del mes más frío varían de 26,3 C a 5,4 C en una distancia horizontal menor de 100 Km.La distribución de las temperaturas media, máxima y mínima en función de la altitud constituye el criterio básico que ha permitido establecer cuatro zonas climáticas en Venezuela.

Sin embargo, al introducir nuevas variables, tales como la humedad, la precipitación, el viento y fenómenos meteorológicos de orden local, que afectan una región en particular, se obtiene un conocimiento más completo que conduce a la definición de las subzonas climáticas. (ver Mapa de las zonas climáticas en Venezuela, Apéndices, pág. 143)